¿Por qué Los Habaneros? Un pequeño recorrido por la historia

El origen del Hotel Los Habaneros se remonta a la época de apogeo de la minería en la Sierra de Cartagena – La Unión entre finales del siglo XIX y principios del siglo XX.

Los hermanos Justo y Antonio Carpio Córdoba regresaron a España después de hacer cierta fortuna en Cuba. Y pensando que esta localización junto a las antiguas Puertas de San José a la salida de Cartagena hacia la ciudad unionense sería un buen lugar para establecer la Posada Los Habaneros, por sus recuerdos de la capital cubana.

Durante casi un siglo, fue el establecimiento elegido por muchos recién casados de la comarca para pasar la noche de bodas, lo que se solía denominar como los que se ‘llevaban a la novia’. Durante la Guerra Civil fue vendido a la familia Cerdán, oriunda de Torre Pacheco, por 50.000 pesetas. Ya en 1960 lo compraron Gregorio Morales y su esposa Ramona Solano , que tenían una carnicería en la calle de San Diego. Tras una remodelación, en enero de 1961, con 20 habitaciones, abrió la Hospedería Morales. Sin embargo, este nombre no fue aceptado por la población, que seguía refiriéndose al él como de Los Habaneros, nombre que finalmente se afianzó y ha quedado hasta nuestros días. En las siguientes décadas se llevarían a cabo diversas reformas y ampliaciones hasta que el hotel alcanza la categoría de tres estrellas en febrero de 2006.

Hoy, Los Habaneros, es un establecimiento emblemático de la ciudad de Cartagena donde la historia y al modernidad conviven en perfecta armonía. La localización del hotel es uno de los aspectos que más personalidad le da, junto a la muralla de Carlos III, Puertas de San José y frente a Muralla Púnica.